Me hago socio de Netflix?

No, no hablo de abonarme a Netflix. A esto supongo que no sería el primero ni el último lector que tiene una cuenta en Netflix y que disfruta de series como “Narcos” o “Stranger Things”. Las preferencias de cada uno confirmarán si abonarse o no a la plataforma es rentable en términos de utilidad teniendo en cuenta que estamos hablando de unos 100€ al año,

Hablo de invertir y generar ingresos pasivos con ello como Miquel explicó. La empresa nació en 1997 como videoclub por mensajería y aprovechó la caída del negocio de alquiler de vídeos y DVDs tradicional para distribuir su contenido vía red. Su salto a la fama llegó un poco más tarde: en 2012 producieron su primera serie y actualmente centenares de producciones propias. A día de hoy estamos hablando de la red de suscriptores de pago a una distribuidora de contenido  con 125 millones de abonados en abril de este año. La clave de su éxito se ha basado en la producción de series propias que nada tienen que envidiar a las que salen de Hollywood, haciendo que las series sean la nueva industria visual para los jóvenes de esta década.

Su evolución en bolsa? Pareja a su crecimiento. De valer poco más de 15$ en 2012, su salto a la fama le ha hecho superar la friolera barrera de 400$. Lo que significa que si en lugar de comprarme una scooter de segunda mano en 2012, hubiera escogido invertir en la plataforma, ahora sería tenedor de valores que valdrían algo más de 30.000€, suena bien no?

 

Sobre que se sustenta esta tendencia?

Bien es cierto que su número de suscriptores aumenta año tras año y que exceptuando el mercado americano, aun le quedan millas por recorrer en cualquier país del mundo. La tendencia creciente de precios en la bolsa americana ha ido acompañada de un crecimiento total de ingresos, pero que hay de los gastos e inversiones que hace la compañía..? Utilizando datos de cualquier página de mercados sencilla  vemos que el incremento de los ingresos ha ido relacionado con un incremento prácticamente igual de gastos en inversiones de contenido. Así entonces mientras Netflix desbancaba a su entonces rival pareja, HBO, se encontraba con que el porcentaje de retorno (ROE y ROA son términos que trataremos más adelante) no aumentaban porcentualmente. Esto significaba que si bien Netflix estaba generando más ingresos y beneficios, al hacerlo también al mismo ritmo sus gastos, la relación “cuantos euros saco por cada euro invertido” era prácticamente la misma. Esta tendencia cambió durante el 2017 cuando al prácticamente monopolizar la suscripción online, Netflix logró aumentar el gasto por usuario y en definitiva elevar las rentabilidades a próximas al 15%.

Y es cierto que a Netflix como a empresa le depara un buen futuro puesto que en términos generales las productoras de contenido streaming no funcionan igual que las productoras de cine convencionales. El hecho de tener que pagar por un abono hace que como consumidores nos decantemos por una oferta u otra. De este modo la empresa que más invierta en contenido propio y mayor oferta tenga de productos, seguramente sea la que más nos capte aunque esto pueda suponer pagar ligeramente más. Esta tendencia ya se muestra: Netflix se está apuntando a la moda de subir tarifas y eliminar prerrogativas como compartir pantalla a bajos precios. Lo puede hacer dada su posición privilegiada en el mercado.

Pero todo esto, con unos beneficios de 1.504 millones de dólares (BRUTOS!) según datos del primer trimestre, justificarían un valor en bolsa de 177.000 millones de dólares? Estamos hablando de un PER de más de 117. Significa que sin contar impuestos harían falta 117 ciclos empresariales para llegar a cubrir el activo con los beneficios de la empresa. Esto significa que su valor en bolsa se sustenta en básicamente expectativas. 

 

Por qué no me creo las expectativas del consenso?

  • La dificultad que está teniendo para generar flujos de caja positivos teniendo que acudir a financiación en cada ocasión (si bien esta es a largo plazo y la empresa presenta excelentes ratios de solvencia).
  • Los pocos márgenes con los que juega teniendo en cuenta que se trata de una empresa tecnológica. El 30% de márgenes podría incrementarse si manteniendo el número de producciones llegara a un público mayor en todo el globo.
  • La dificultad que muestra para infiltrarse en mercados asiáticos donde están la mayoría de usuarios potenciales del mundo. Sin tener tanto poder adquisitivo no podemos despreciar las potencias pujantes del Pacífico. Tratándose de una noticia antigua, se ve a leguas que el problema que enfrenta es la uniformidad de tarifas (demasiado elevadas para consumidores con una menor renda), la escasez de
    vinculación local o producciones encaradas al públic
    o (significará un mayor desembolso), etc.

 

Pero si algo debe preocuparle a Netflix son algunas entidades en concreto:

 

  • Amazon, de un mayor tamaño en todos los aspectos. La empresa 

    de moda en el mundo entero está despegando a nivel de contenido en streaming con Amazon Prime con más de 100 millones de suscriptores  que no solo está cosechando algunos éxitos, sino que además ofrece un producto de mayor vinculación (integra las ventajas de ser abonado premium a los servicios de amazon) y dispone de más volumen en general, para crear el contenido que quiera.

  • Disney: planea salir a competir en el terreno streaming en 2019 y cuenta con un gran número de propiedades intelectuales tales como: Marvel, Star Wars, Piratas del Caribe… Sin duda puede crear un sinfín de series que puede vincular a sus producciones tradicionales.
  • Apple: el gigante de la tecnología siempre ha flirteado con negocios diversos como la automoción, la banca y finalmente se estaría planteando adquirir Walt Disney… Imaginad el gigante que podría salir de allí. Os recordamos que Apple consta de más de 250.000 millons de dólares en efectivo realizable… 

 

En definitiva si bien he dicho que Netflix es una empresa que le depara un buen futuro, no creo que lo mismo les suceda a los inversores, porqué no hay empresas “buenas o malas” en bolsa, sino precios atractivos o no.

 

Marc Baraut

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.