Mi compra de Disney y también de la Fox

La pasada semana decidí hacer ciertos cambios en mi cartera y optar por la compra de Disney. Una empresa que es mucho más que películas de dibujos animados y parques temáticos.

Del sinfín de empresas que hay en Estados Unidos, es de las pocas que no me parecen potencialmente sobrevaloradas. Con una capitalización próxima a los 200.000 millones de dólares y un PER de 15 (métrica importante en el caso de empresas con poco CapEx) dispone de un catálogo envidiable de productos: Disney, Lucasfilm, Marvel y ahora FOX. Aunque se hiciera por 71.300 millones con la carga que ello representa, creo que es una adquisición de calidad y que podrá traer unos resultados increíbles a Walt Disney. Veamos por qué.

En primer lugar hagamos un repaso de lo que es FOX: The Simpsons, Deadpool, Avatar, X-Men y montones de películas de acción, comedias; no solo calidad, sino también cantidad. Justo lo que necesita para poder crear una plataforma de reproducción con un buen elenco. De este modo, Disney quedaría constituido como un holding que albergaría un sinfín de marcas. Pero, hasta que punto es grande Disney? Dicen que una imagen vale más que 1.000 palabras:

Habiendo quedado todo claro, a alguno no se le habrá escapado que con la compra de Fox se compra Star India, que es una de las cadenas de televisión de referencia en India. Un mercado donde la televisión tradicional aún tiene años de crecimiento y donde se prevé que haya un crecimiento espectacular en cuanto a servicios de streaming. En este aspecto Disney incorporará también un montón de producción boliwoodiense que le ayudará a infiltrarse en la cultura cinematográfica de la región.

También, retirará la cesión de productos que tiene a Netflix por la que recibe 150 millones de euros en forma de licencias, mientras imaginamos que mantendrá parte de ellos en Hulu de la que tiene un 60%.

En todo caso, la plataforma de creación está esperada para finales de este año, y su éxito estará en gran medida condicionado por la integración que haya con el grupo Fox, del que ahora ya se han prometido más de 3.000 despidos. Esperemos que Disney sepa mantener la calidad y las diferencias entre las distintas productoras, para así aportar un contenido más variado a su plataforma.

 

 

Sobre el futuro de las plataformas

Creo que las plataformas de reproducción tienen un buen porvenir dado que son servicios que cada vez más son interesantes para los consumidores que están migrando de la televisión. El despliegue de internet y las nuevas generaciones ahondarán aún más la fractura con la anterior industria. Por eso creo que Amazon y AT&T están en lo correcto cuando apuestan por Prime y HBO respectivamente. También Apple ha seguido esta senda recientemente, pero creo que le faltan años para tener el contenido al que aspira.

La que no me gusta para nada es Netflix, y no nos equivoquemos, estoy suscrito a su plataforma porqué en España ahora mismo es la que ofrece un mejor contenido y de lejos, pero para mí es una empresa que está cotizando a unos múltiplos exagerados, aun sin desmerecer el esfuerzo de expansión internacional que está llevando a cabo:

  • Aparecen nuevas plataformas de reproducción a medida que las productoras se asocian para crear su propia plataforma: Amazon, HBO-Warner, Apple, Disney y las que vendrán.
  • El crecimiento que sigue es difícilmente sostenible puesto que no todo el mundo funciona como EEUU y los rendimientos marginales que ofrecen la creación de una nueva serie o película son decrecientes.
  • Está quemando caja a un buen ritmo (si bien el modelo de suscripción le dará un Cash from Operations magnífico).
  • Producto prescindible ante recesión económica, es ocio para muchos.
  • No lo puede relacionar con ningún otro producto para hacer venta enlazada (resta poder de negociación con clientes).

De hecho, siempre lo he dicho. Si los tuviera cuadrados, ahora mismo me pondría largo en el sector de las plataformas de vídeo y corto en Netflix, pero estos americanos están locos y compran por doquier (o tal vez yo esté mal encaminado), sino mirad lo que pasó la semana pasada con Levi’s.

 

Marc Baraut

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.