Tema tabú: ¿hablamos de dinero?

Y tú, ¿Cuánto cobras? Es la gran pregunta. La que no nos atrevemos a realizar y ni tampoco a contestar. Porque hablar de dinero hoy en día es un tema tabú. A todo el mundo le parece extraño y también afloran una cantidad considerable de opiniones negativas acerca de esas personas abiertas a hablar de dinero:

  • ¡No es nada humilde, a quién le importa lo que gana!
  • ¿Presume de que gana más que yo?
  • ¿Y este qué habla? ¡Si yo gano más!

Expresiones. Y más expresiones. Porque hablar de dinero a veces cuesta. Y mucho. Pero debemos de cambiar ese hábito. Ese maldito hábito. ¿Es un delito ganar más que la media? ¿O eres peor persona si ganas menos que la persona con la que estas hablando? No. Nada de todo esto. Debemos afrontar ese miedo. Esa sensación extraña o incómoda cuando hablamos de dinero, ya sea nuestro o de la otra persona. Porque al final, es algo NATURAL.Ganar más o menos dinero que la persona con la que compartes mesa no te hace peor persona. No te hace más o menos feliz. No te hace tener una mejor o peor calidad de vida. ¡Nada de eso!

Como sociedad y personas avanzadas debemos dar un paso al frente. No tener miedo a comentar, debatir y explicar qué hacemos y cómo administramos nuestro dinero. ¿No hablamos de nuestras hipotecas? ¿De cuánto nos ha costado el coche? ¿O la moto? ¿O ese camisa roja que tanto nos gusta pero que es tan barata? Entonces, ¿Por qué no hablar de dinero? El problema nos lo metemos nosotros, en la cabeza, al pensar que el dinero es algo malo para todos y que nos daña como ser humano. ¡Pero no es así! Al final, el dinero simplemente es un instrumento que nos sirve para vivir y disfrutar de nuestro día a día.

Hablemos. Sin miedo. Sin tabúes. Sin nada. Desnudemos nuestra mente y no tengamos miedo de hablar de este tema. ¿A qué recomendáis sitios dónde ir a cenar? ¿Por qué no me recomiendas inversiones para que ambos podamos ganar dinero? ¿Miedo? ¿A qué? De hecho, si estáis abiertos a hablar del tema os podéis sorprender. Cuando alguien que quizás conozco de toda la vida se abre a mí persona y empezamos a hablar de dinero (cosa que jamás habíamos hecho) lo que quiero es poner todas las facilidad posibles. Sentirse cómodo es lo importante. Lo prioritario es establecer un buen clima y empezar a hablar como si habláramos de fútbol, de restaurantes o películas. Porque si hablamos de todo esto, ¿Por qué no de dinero? ¡Si realmente es algo que nos preocupa a todos! Lo curioso es que si se genera confianza se pueden hablar muchos temas. ¡Incluso temores que nunca has contado por miedo a hablar… de dinero!

Dejemos de un lado nuestras barreras mentales y empecemos a hablar. Porque a veces un buen café puede ser la mejor de nuestras inversiones. Y nos puede llegar a abrir la mente para mejorar nuestras finanzas y la de los nuestros. Porque al final es lo que queremos todos. Vivir mejor, y más tranquilos. Y sobretodo, sin miedo a nada.

 

Un placer,

 

Miquel Cantenys.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.