Entrevista al Inversor Millennial

Lo hicimos con la Hormiga Capitalista. Y lo volvemos a hacer. Y es que el objetivo sigue siendo el mismo: mejorar el nivel de vida actual, o mantener el ritmo actual de vida a base de ingresos pasivos. Hoy descubrimos a…¡El Inversor Millennial!

¡Buenos días Inversor Millennial! Primero de todo, nos gustaría felicitarte para “lanzarte” con tu blog y compartir con todo el mundo tus conocimientos y tus acciones para progresar financieramente de forma individual. Desde The Smart Kapital creemos que, cuantos más seamos los que queramos propagar la educación financiera en nuestro entorno, más fácil será realmente lograr el objetivo. Así que, por este motivo, queremos que expliques a nuestra comunidad más acerca de ti, y de tus actos.

Primero de todo, ¿Quién es Inversor Millennial? ¿Y cómo ha sido su camino hasta llegar aquí?

Inversor Millennial es el pseudónimo bajo el que publico en mi blog. No soy ningún gurú, ni ningún experto en inversión o finanzas: simplemente una persona más con interés en cuestiones de ahorro, inversión y libertad financiera, que quiere compartir con los demás sus experiencias. A nivel más personal, soy un ingeniero de 33 años, casado, con dos hijos pequeños, y estoy constantemente aprendiendo y experimentando.

Mi motivación inicial al arrancar esta aventura fue compartir con mis hermanos pequeños (que van empezando su vida laboral y comienzan a manejar dinero) mis aprendizajes y errores en temas económicos. Históricamente el dinero ha sido un tema un poco tabú en muchas familias, la mía entre ellas, pero me parece un asunto muy relevante. Hablar de ahorro, de tener un fondo de emergencias, las primeras inversiones, planificar a largo plazo y ¿quién sabe?, planear la libertad financiera, son cuestiones muy relevantes para cualquier persona y creo que es sano como tema a discutir en toda familia o pareja. Comencé escribiendo un documento y de ahí la cosa mutó en hacer la web para que más gente pudiera beneficiarse del material que estaba escribiendo.

Lo segundo, y algo fundamental… ¿Qué es para ti la independencia financiera?

La independencia financiera consiste en tener mis necesidades cubiertas sin necesitar un trabajo, liberándome para disponer de mi tiempo, de mis años de vida, para dedicarme a lo que yo decida.

A esta idea llegué tras lo que yo llamo “la tormenta perfecta” en mi vida. Los alquileres habían subido muchísimo en Madrid, estábamos pagando una renta muy alta, la empresa para la que trabajaba estaba en una situación difícil y durante varios meses no sabía si ese iba a ser mi último sueldo. Mi segundo hijo estaba recién nacido. Llegaban noticias de que las pensiones públicas estaban en peligro de extinción. Llevaba 10 años trabajando y sólo pensar que tendría que trabajar al menos 35 años más sin tener un futuro asegurado, con esta incertidumbre, con trabajos muy demandantes, sin tiempo para mi familia, ni para mis proyectos, ni para desarrollarme como persona…¡ni hablar! Decidí no aceptar esa historia escrita por la sociedad para mi. En ese momento empecé a investigar alternativas al trabajo y descubrí el concepto de libertad financiera y cómo otros habían realizado el camino que yo aún no sabía que existía. Ahí comenzó mi camino hacia la libertad financiera.

Sabemos que una de las claves para obtener la independencia financiera es el ahorro. Y este, a veces, es percibido como tacañería por algunos. ¿Comparte tu entorno las inquietudes por el ahorro?

En general en mi entorno comprenden que el ahorro es un medio de proteger a la familia ante las dificultades, o como forma de comprar una casa, etc. Siempre se ha percibido como algo natural y no he percibido nunca un reproche por decidir guardar parte de mi sueldo para el futuro. Ante los clásicos comentarios de “hay que vivir la vida, no ser el muerto más rico del cementerio” y demás, creo que tenemos muchos casos alrededor de gente que ha vivido por encima de sus posibilidades y luego le ha explotado en la cara y lo han pasado fatal, y eso siempre sirve de lección.

¿En qué basas tu ahorro? ¿Sigues alguna estrategia?

Sí, sobre todo hay dos cuestiones me han ayudado mucho. Primero, llevar la contabilidad de mis gastos mensuales. Gracias a llevar las cuentas en una hoja excel he descubierto donde derrocho y donde puedo recortar gastos superfluos que no me aportan nada.

El segundo “truco” que siempre me ayuda es ahorrar inmediatamente cuando recibo mi sueldo. En lugar de esperar a fin de mes y ahorrar “lo que me sobre”, hago una transferencia a mi cuenta en el mismo día.

No es lo mismo ahorrar para vivir como un mileurista que hacerlo para vivir como un millonario… ¿Qué objetivos realistas persigues?

Yo aspiro a tener lo suficiente para mantener mi ritmo de vida actual, poder vivir de forma sencilla, frugal, sin derrochar en consumo innecesario, pero sin pasar necesidad y permitiéndonos caprichos de vez en cuando. Esto variará mucho según cada persona, unidad familiar, lugar de residencia, etc. Según mis cálculos para mi caso concreto, esa cifra podría estar entre los 1.500€ y los 1.800€ al mes (o unos 23.000€/año).

Siguiendo la regla del 4%, mi objetivo es crear una cartera de inversión que cada año crezca y que llegado el momento puedas retirar esta cifra anual sin amenazar su crecimiento futuro. En mi caso el tamaño de cartera objetivo ronda los 600.000€, cifra que espero conseguir antes de 15 años con la ayuda del ahorro, la inversión a largo plazo y la magia del interés compuesto.

¿A día de hoy en qué parte del camino te encuentras?

Esto de la libertad financiera es un proyecto vital a muy largo plazo. Calculo que tardaré en completarlo entre diez y quince años a mi ritmo de ahorro e inversión actual. A día de hoy estoy en una etapa muy temprana de mi camino, en un 12-15% aproximadamente, y por supuesto esto está sujeto a los mil imprevistos que pueden venir durante estos años.

Como sabemos, de nada sirve ahorrar si no tenemos un plan para hacer crecer estos ahorros. ¿En qué basas tus inversiones?

Creo que el camino para llegar a la independencia financiera para los que no somos expertos en inversión pasa por los fondos de inversión. En mi caso, para el largo plazo, un porcentaje en fondos value de gestión activa y sobre todo fondos indexados globales pasivos de bajo coste son la forma en la que espero hacer crecer mi cartera.

Sin embargo antes de centrarme en la inversión a largo plazo al 100% tengo una “parada” financiera previa, que es la compra de mi casa. Actualmente estoy ahorrando para dar una entrada de aquí a dos años y eso ha hecho que tenga que buscar alternativas de inversión a corto plazo, que no dejen mi dinero fuera de juego durante varios años. Después de investigar mucho, la forma de inversión que he encontrado y que encaja bien en conceptos de liquidez y rentabilidad es el crowdlending.

El Crowdlending – o préstamos entre particulares (“P2P” en inglés) – consiste en la inversión en empresas, proyectos o personas por parte de un grupo inversores individuales a través de internet, sin necesidad de pasar por el sistema bancario. Poco a poco he ido probando distintas plataformas tanto nacionales como extranjeras, buscando la diversificación, minimización del riesgo y el alto retorno, y he ido documentando mi experiencia en mi blog para quienes quieran iniciarse en esta forma de inversión alternativa.

Cuéntanos qué será lo primero que hagas una vez alcances la tan deseada libertad financiera.

El simple hecho de disponer del tiempo para lo que quiera en cada momento ya es algo liberador: no necesito grandes planes ni nada sobrehumano. Mis inquietudes pasan por dedicarme a leer, escribir, componer y escuchar música, disfrutar de la naturaleza y hacer deporte, dedicar más tiempo a mi familia y amigos, a proyectos sociales y de emprendimiento. Todo ello a tiempo completo, sin un trabajo que me consuma de 40 a 60 horas semanales.

¿Crees que hay un problema en la promoción del ahorro e inversión en la sociedad? ¿No interesa o realmente la gente lo ve imposible de lograr?

Sí que veo que el ahorro y la inversión no son temas que se fomenten. Siempre se bombardea con el consumo, con comprar el último invento, teléfono o coche, pero no con el ahorro o la inversión. Además, en un mundo de satisfacción inmediata que nos vuelve como niños pequeños caprichosos, hacer planes de diez años de duración o más es casi una quimera. Sin formación financiera, sin inquietud, todo lo que nosotros hablamos suena marciano total.

Otro problema es la inaccesibilidad de la información. Hay mucha información online, pero de muy difícil digestión, con lenguaje muy técnico y denso. Esa es una de las razones por las que me animé a crear mi blog y por lo que me esfuerzo en utilizar un lenguaje accesible que cualquier persona sin formación económica pueda entender.

¿Qué le aconsejarías a alguien que acaba de empezar en el ahorro e inversión?

¡Paciencia y constancia! Este camino es muy parecido a plantar árboles: hay que poner semillas cada mes y esperar años a ver los frutos. Pero cuando estéis paseando por vuestro bosque después de años de trabajo, ¡ya veréis qué sensación! 🙂

Mucha gente se preocupa y tiene miedo de invertir sin pensar que al no invertir, con la inflación, lo que están haciendo es ir perder dinero gota a gota, céntimo a céntimo.  Sobre todo animo a los más novatos a que lean y experimenten con poco dinero con distintas formas de inversión para buscar la forma que más se ajuste a su perfil. Cuanto antes comiencen, mejor.

 

Des de The Smart Kapital queremos dar las gracias al Inversor Millennial por su tiempo, sus palabras y su trato. Además, le deseamos mucho éxito en su camino hacia la libertad financiera y todo lo demás. Le seguiremos de cerca.

¡MIL GRACIAS!

El equipo de The Smart Kapital

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.